Producción de hortalizas en Argentina

¿De dónde proviene la producción nacional de hortalizas?  ¿Cuál es la cadena de producción que permite tener verduras todo el año? ¿Qué son los mercados concentradores de frutas y verduras?

Argentina es un país privilegiado, sus 3700 km de extensión de sur a norte con su geografía particular le permite tener un amplio abanico climático el cual se evidencia a través de los diferentes paisajes. Estos ecosistemas intervenidos por el hombre, llamados agro-ecosistemas, forman un encadenamiento de condiciones favorables para la actividad hortícola durante el año, lo cual permiten tener un continuo abastecimiento en el país. Los requerimientos climáticos de las especies hortícolas son las que determinan la zona y la época en que se hará un cultivo. Es así que podemos enumerar cultivares dentro de una especie que se trabaja en distintas provincias, ejemplo,  ajos colorados, blancos y rosados cada uno en una zona y con requerimientos particulares.

Las condiciones climáticas más relevantes a tener en cuenta para la siembra de un cultivar son: temperaturas promedio durante el año, duración del día, época de heladas; las precipitaciones no se tienen en cuenta ya que se usan sistemas de riego. En general los cultivares mas exigentes son los de mejor calidad tanto para consumo como para conservación post-cosecha.

El panorama nacional anual de producción comienza el año en el centro y sur del país con especies de ciclo primavera-estival (tomate, pimiento, maíz, zapallo etc.) y la siembra de especies invernales (cebolla, ajo, repollo). A medida que la temporada cálida se retira la producción de especies primavera-estival se margina al norte del país, para luego regresar en la próxima primavera.

Los mercados concentradores son los encargados de recibir las producciones de frutas y hortalizas de distintas partes del país y distribuirlas en la provincia que se encuentre.

Cadena de producción de algunas especies hortícolas de ciclo otoño-inverno-primaveral:

Ajo: La región de cuyo es la principal productora, ocupando Argentina el segundo lugar en el mundo como exportador de ajo. San Juan: cosecha temprana fines de septiembre, octubre y noviembre; Mendoza: tardía fines de diciembre hasta marzo luego se conserva en cámara de frío, para abastecer hasta la próxima cosecha temprana.

Cebolla: el abastecimiento temprano (septiembre a diciembre) en el país, parte de Santiago del Estero, San Juan, Córdoba, Catamarca; de diciembre a enero en San Juan. Febrero a agosto abastece Mendoza y sur Bonaerense, con conserva en cámara de frió.

Frutilla: esta es la época de máxima producción de frutilla, ya que corresponde a las principales zonas productoras: Coronda (Santa Fe) y Lules (Tucumán); avanzando el verano la producción se traslada a sur Bonaerense, Río Negro y Neuquén; El Norte del país también aporta en invierno.

Cadena de producción de algunas especies hortícolas de ciclo primavera-estival:

Papa: Temprana (septiembre) viene la producción del noroeste del país. Semi-temprana (noviembre, diciembre) zona centro de Argentina. Semi-tardía: la más importante por su volumen de producción (70% del país) corresponde al sur Bonaerense. Tardía abastece a partir de junio, proviene de la zona de la semi-temprana.

Tomate: en la época invernal se cosecha a campo en Oran (Salta) y Tucumán. En invernadero para la misma estación y avanzando la primavera se produce en Salta, Tucumán y parte del NEA. El costo del tomate para esta época es máximo, debido a que está marginada la producción a la zona norte del país y la mayor parte es de invernadero. Esto durará hasta que comience la producción en la zona centro, aproximadamente noviembre, diciembre. El precio mínimo del cajón de tomate se observa a fines de verano y otoño, ya que en estas estaciones las regiones de producción nacional son numerosas. El tomate industrial se produce principalmente en Mendoza, en los meses de febrero y marzo.

Pimiento: tiene un abastecimiento muy parecido al del tomate incluyendo precios y zonas de producción.

Lechuga: los cultivares de esta hortaliza se adaptan a múltiples ambientes y estaciones, por lo tanto la podemos tener todo el año en una misma zona. Hay cultivares de cabeza, que si, son exigentes en factores climáticos y están restringidos a estos requerimientos.

Page 1 of 2 | Next page