¿Hay una caza de brujas contra el glifosato?

 

El glifosato (N-fosfonometilglicina, C3H8NO5P, CAS 1071-83-6) es un herbicida no selectivo de amplio espectro, desarrollado para eliminación de hierbas y de arbustos, en especial los perennes. Es un herbicida total. Es absorbido por las hojas y no por las raíces. Se puede aplicar a las hojas, inyectarse a troncos y tallos, o asperjarse a tocones como herbicida forestal. 

Damián Morais

La aplicación de glifosato mata las plantas debido a que suprime su capacidad de generar aminoácidos aromáticos. 

El glifosato es el principio activo del herbicida Roundup (nombre comercial de Monsanto) (su patente expiró en 2000). Monsanto patentó en algunos países el evento “40-3-2” en soja, el cual confiere resistencia al glifosato. Las plantas resistentes a glifosato se han obtenido por medio de transgénesis. 

Más allá de la información formal que aparece en wikipedia, lo cierto es que el glifosato ha revolucionado el mercado agropecuario mundial desde hace ya unos cuantos años, pero aún hoy es resistido por los ambientalistas. 

“No existe ningún estudio científico nacional o internacional que demuestre que el glifosato cause los problemas que se le pretenden adjudicar. Se está exagerando, haciendo un cuco con este tema, cuando nadie ha podido demostrar que este producto cause daño a la salud de las poblaciones. La guerra que se está haciendo se ha vuelto una verdadera caza de brujas”. 

Estas y otras son algunas de las frases con que productores, aeroaplicadores y científicos salieron al cruce de las movilizaciones que se reproducen en distintas poblaciones contra la aplicación de agroquímicos. 

Como pocas veces, los interesados salieron al ruedo en defensa de un producto clave para la siembra directa, criticaron la interpretación que se hace de los estudios del microbiólogo Andrés Carrasco, y hasta tildaron de “absurdo” e “infundado” el miedo que se ha instalado en la sociedad. 

Lo concreto es que Andrés Carrasco el director del Laboratorio de Embriología Molecular del Conicet y la Facultad de Medicina de Buenos Aires y cuenta con una trayectoria de 30 años de investigaciones científicas y que realizó un estudio sobre el glifosato. El autor del estudio que advierte sobre el potencial tóxico para los humanos de los herbicidas con glifosato, Andrés Carrasco, defendió hoy su investigación y aseguró que “nada justifica el silencio cuando se trata de la salud pública”. 

Carrasco realizó una extensa investigación y alertó semanas atrás que el glifosato -componente principal de los herbicidas para la soja- puede provocar “trastornos intestinales y cardíacos, malformaciones y alteraciones neuronales” en las personas. 

No todos los científicos opinan igual

Científicos santafesinos coincidieron hace unos días en afirmar que hay un “exagerado miedo” de la gente a la utilización del herbicida glifosato. 

Así conjugaron los científicos Alberto Etiennot, Augusto Piazza y Cecilia Travella, reunidos en un debate por un matutino de la provincia. 

“Nos preocupa lo mal que se está manejando este tema y el exagerado miedo de la gente. Porque una cosa es el aplicador que está trabajando directamente con estos productos, y otra es el vecino”, arrancó Piazza. 

El especialista explicó que “el glifosato es un herbicida de categoría cuatro, banda verde, por una clasificación internacional basada en la Organización Mundial de la Salud que define a los productos por su toxicidad aguda y por la cantidad que debe utilizarse para que resulte tóxico”. 

“Van desde la banda roja, amarilla, azul y verde. La verde no implica que sea inocuo, pero sí que probablemente no cause riesgo si se lo utiliza como es debido”, aclaró. 

También destacó que ven que “se está asustando a la gente cuando no hay motivos para tanta alarma; la exposición que tiene la población no es importante como para asustarse de esa manera”. 

Etiennot, por su parte, se refirió a las veces en que “se tratan genéricamente” afecciones presuntamente causadas por agroquímicos, “cuando no se sabe realmente si son efectos de estos productos”. 

“Todo médico que atiende una intoxicación tiene la obligación de declararla ante el Ministerio de Salud a través de un formulario especial, el C2”, expresó. En base a este formulario el Ministerio hace las estadísticas y los seguimientos del caso. 

“Y lo que vemos es que las estadísticas no arrojan resultados que puedan hablar de intoxicaciones por agroquímicos como muchas veces se les adjudica”, insistió Etiennot. 

Sin embargo, los científicos también coincidieron en que se deben tomar precauciones como definir el acercamiento de los aspersores a las poblaciones. 

“No es que haya duda. Ocurre que en biología no existe la verdad absoluta, y por eso se toman recaudos a la hora de expresarse. Nadie va a decir abruptamente que el producto no hace ningún daño. Pero sí sabemos que se habla de banda verde, y esto quiere decir que lo probable es que no lo cause”, explicó el experto. 

Señaló que “hasta ahora no se ha observado ningún problema que justifique un cambio en la categoría. El glifosato sigue en la banda verde. Si hablamos con seriedad, no podemos decir que es inocuo, de la misma manera que rechazamos a los que dicen que sí produce alteraciones”. 

Etiennot recordó que el glifosato “se viene aplicando desde hace más de 40 años en 150 países y en ninguno tiene los reclamos que tiene en la Argentina”. 

Carrasco no coincide con sus colegas y luego de presentar el informe denunció amenazas.
El científico denuncia que abogados de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CaSAFe) llegaron a su laboratorio a “exigir” los informes, “realizaron interrogatorios y tuvieron una actitud intimidatoria para con sus colaboradores”. 

“Creen que pueden ensuciar fácilmente treinta años de carrera. Son hipócritas, cipayos de las corporaciones, pero tienen miedo. Saben que no pueden tapar el sol con la mano. Hay pruebas científicas y, sobre  todo, hay centenares de pueblos que son la prueba viva de la emergencia sanitaria”, aseguró. 

Asimismo, dijo que si su investigación no concuerda con las  recomendaciones de la Secretaría de Agricultura “es un claro problema de ella”, porque clasifica al glifosato como de baja toxicidad. 

“Todo lo contrario de lo que afirman estudios diversos, que confirman la alteración de mecanismos celulares y, sobre todo, contrario a lo que padecen familias de decenas de provincias”, argumentó. 

El investigador reconoció que el Conicet no suscribió su investigación, pero advirtió que no lo hizo porque él no se lo pidió y aclaró: el Consejo “no tiene responsabilidad sobre mis decisiones”. 

Estimados lectores, ustedes qué opinan. 

Escrito por Damián Morais
Fuentes: La Capital; Terra; Wikipedia; Rural Primicias
Puede dejar una respuesta o un trackback desde su propio sitio.



222 Respuestas a “¿Hay una caza de brujas contra el glifosato?”

  1. caza de brujas contra el glifosfato??????
    esta provado que las brujas no existen, pero que las hay las hay heeee????
    jejejeje

  2. Hola Alberto, te aclaro que el celular no sólo provoca alteraciones a nivel de las ondas cerebrales sino también si lo portás cerca de los testículos te afectan.Te cito de nuevo las abejas: campos eléctricos y magnéticos alteran el comportamiento de ellas, una de las respuestas más notables e inmediatas es que se ponen agresivas. Mirá vos qué casualidad, Al humano no le pasará lo mismo?.
    Al igual que el glifosato y mil productos más no te van a decir nada (todo lo contrario) .
    Con respecto a la curia y las bodegas, desde siempre fueron actores decisivos en la colonización. Lo que planteo es que no mientan más, digamos ,trazando un paralelo: el ersep no puede estar del lado de las contratistas que brindan servicios sino ocurre lo que epec, aguas cordobesas, etc. Ya está el tongo arreglado de antemano. Los encargados de la fiscalización son muy permeables a coimas en todos los niveles (querés un subsidio para feet lot? bien, dejás el 35% y no hay drama).
    También aisláte del caso personal, si no tenés familiares afectados, levantá la cabeza y mirá los casos de cáncer que hay dando vueltas, ya sé, no le vamos a hechar la culpa sólo a monsanto pero que es uno de los que más contribuyó, no cabe duda. Ayer una amiga que trabaja con bata blanca me decía de la cantidad de bolsitas que hay dando vueltas (pacientes con ano contranatura) cosa que entes ella no percibía.
    Vuelvo a lo mismo : ya sé que el que desmontó para meter soja o pastura está mejor que el que no llegó a desmontar, chocolate por la noticia, es así porque hizo lo que el sistema le exigió, ahora es el mismo sistema que es nocivo para la vida. Fijáte los que no apoyan el sistema: en las mojarras (córdoba) un productor ecologista (destéfanis creo que se llamaba) fue reconocido Y LE DIERON UN DIPLOMA. No pelado (a Costa) dále la plata que se perdió por no talar y sembrar soja, no te la afanés vos. Ese es un subsidio razonable, el tipo se pierde un fangote de guita por preservar la vida y el estado debiera premiarlo. Fijáte en tu caso, si en lugar de hacer la masacre vegetal que tuviste que hacer hacés algo más “racional” priorizando la diversidad biótica y la diferencia de tu facturación a la de un sojero te la pone el estado. Por qué pensás vos que todo el mundo subsidia sus productores alternativos?

  3. A CÉSAR:
    Hola , Recien veo tu comentario, sos Productor apícola? Dónde estás radicado?
    Yo tambien anduve con colmenas pr todos lados. Cómo andás este año?

  4. Hola Pablo, como andás, veo que también sabés como es estar lejos de la flía, ser picado por las abejas y transpirar el mameluco, estoy radicado en Bellville dpto Unión pero estoy afincado en distintas localidades en el dpto Ischilín con mis colmenas por que no me queda otra que vivir con mis colmenas metido en el medio del monte alejado de todo tipo de “QUIMICOS Y TRASGÉNICOS” inventados por el hombre. Mirá, este año me ha ido un poco mejor con el monte ya que con un poco de insentivación tremprana en la postura tuve suficiente abejas pecoreadoras que aprovecharon bién la entrada de néctar; en algunos lugares la floración inicial del algarrobo seguida después con entrada fuerte de la brea y el mistol seguida con el palo amarillo después de la últimas lluvias ,con lo último que he sacado fue un promedio aprox de 30 Kg de miel/colmena que no está nada mal, y esperando terminar lo que pueda quedar con la floración del palo cruz y otras especies para ayudarlas a guardar reservas con la ayuda de algún aguacero del cielo si Dios quiere.
    – Te doy una comparación, por ejemplo: el año pasado (campaña 2009/10), con un lote de colmenas trabajadas en potreros de praderas de alfalfa con manejo en de voyeros eléctricos alguna con floración escalonada y otras con lotes de alfalfas que fueron cortadas repetidamente para rollos , que había dejado en Santa Fe y Bellville , fué de 4 a 5Kg que no llegaron a superar 7Kg en algunos casos de promedio con alta despoblación al final de la campaña y muchas pérdidas de colmena antes de ser salvadas y trasladadas con las que quedaron, donde en el invierno pasado las terminé alimentando y juntando todas en el monte traidas aquí en el N.O. de Córdoba.
    Pero te digo, que ya me pesan 28 años de apicultura y la he visto pasar casi todas en cualquier momento dejo la actividad, ahora estoy trabajando con la 1/4 parte de la cantidad de colmenas con las que contaba antes y cada año se nos pone más cuesta arriba nuestro sector, mientras no nos terminen de correr también en el monte por la desforestación.

  5. Hola César, no te olvides que el año pasado fue paupérrimo en casi todos lados, en el monte fue undesastre también. Esperemos que pegue algún chaparron más y el monte nos de unos 20 Kg más.

  6. EDITADO POR PAGINA12 26/02/2011
    http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-163087-2011-02-26.html

    ZONA LIBRE DE AGROTÓXICOS EN SANTA FE

    La Justicia de Santa Fe prohibió, con fallo firme, fumigar en cercanías de zonas urbanas. El caso marca un precedente para los jueces del resto del país y cuestiona, en base jurídica, el modelo agropecuario. Anuncian nuevas presentaciones judiciales.

    Por Darío Aranda

    Luego de dos años de disputa judicial, donde en primera y segunda instancia los jueces cuestionaron y limitaron el uso de agroquímicos, la Justicia de Santa Fe acaba de dejar firme la prohibición de fumigar en cercanías del barrio Urquiza de la localidad de San Jorge. Es el primer caso de Argentina donde, con fallo firme, la Justicia prohíbe las fumigaciones para proteger la salud. El expediente judicial, que marca jurisprudencia para centenares de denuncias en todo el país, invoca el principio precautorio (ante la posibilidad de perjuicio irremediable es necesario que los jueces tomen medidas protectivas), cuestiona al glifosato (pilar del cultivo de soja) y apunta a un modelo agropecuario en base a agroquímicos. Anuncian nuevas presentaciones judiciales para cientos de pueblos afectados por fumigaciones.

    A los cinco días de nacer, Ailén tuvo su primera intoxicación con agroquímicos. Y comenzó el calvario: médicos, internaciones, estudios, ahogos permanentes, desmayos, cócteles de medicamentos para poder respirar. Siempre, casualmente, sus malestares eran precedidos por fumigaciones en un campo de soja vecino. El sentimiento más básico, proteger a su hija, llevó a Viviana Peralta –una ama de casa de un barrio humilde de Santa Fe– a pisar por primera vez tribunales. Pidió mediante un amparo que se privilegie la salud de los niños por sobre los negocios agropecuarios. Fue el inicio de la causa.

    “Me decían que estaba loca, pero desde que frenamos las fumigaciones nuestros hijos dejaron de enfermarse”, resume Viviana Peralta, remarca que son muchos los vecinos que trabajaron juntos para proteger la salud de los niños y aún no sale del asombro por los llamados de otras provincias y de Europa, donde “el caso San Jorge” (como comienza a conocerse) marca un hito en la lucha contra un modelo rentable, en manos de empresas, pero con costos sanitarios y sociales.

    En marzo de 2009, Viviana Peralta –junto a otros vecinos del barrio Urquiza– y el Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat) presentaron el amparo. El juez Tristán Martínez, del Juzgado Civil, Comercial y Laboral 11, hizo lugar y ordenó la suspensión inmediata de las fumigaciones en adyacencias de la zona urbana de la ciudad. Los productores sojeros, la Municipalidad y el gobierno provincial, mediante el Ministerio de Producción, apelaron la medida.

    En diciembre de 2009, ya en segunda instancia, la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial (Sala 2) de Santa Fe mantuvo la prohibición y dio un paso inédito: ordenó que el gobierno de Santa Fe y la Universidad Nacional del Litoral (UNL) demuestren que los agroquímicos no son perjudiciales para la salud. De esa manera, por primera vez, se invirtió el cargo de la prueba: era una regla que los vecinos y campesinos intoxicados tenían que demostrar las afecciones en la salud, pero ahora serían los impulsores del modelo de agronegocios quienes tendrían que demostrar la inocuidad de los químicos.

    Los jueces también marcaron jurisprudencia al invocar el principio precautorio, vigente en la Ley General del Ambiente: “Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente”. La Cámara de Apelaciones de Santa Fe lo utilizó como una de las bases de su fallo, enumeró siete casos en los que fue implementado y destacó que se justifica su utilización cuando haya “falta de certidumbre científica y amenaza de daño al ambiente o la salud humana”.

    La Cámara ordenó al gobierno provincial, mediante el Ministerio de Producción y la cartera de Salud, que elabore informes donde pruebe que los agroquímicos no afectan la salud ni el ambiente. También solicitó la intervención de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Esas investigaciones tendrían como destino el Juzgado de Primera Instancia, para decidir si revertía o reafirmaba la medida.

    Fechada el 21 de febrero pasado, pero dada a conocer el jueves, la nueva resolución judicial resume: “Resuelvo disponer con la prohibición impuesta en la causa”. Dos líneas, en lenguaje jurídico, históricas, que establecen la prohibición total de fumigar a menos de 800 metros de viviendas familiares (si el método utilizado es terrestre) y marca el límite de 1500 metros (si la aspersión es con avionetas). La medida es para el barrio Urquiza, a las afueras de San Jorge, ciudad de 25 mil habitantes ubicada a 144 kilómetros de la capital provincial. Es una zona sojera por excelencia.

    En diez carillas, el juez Tristán Martínez dictaminó: “Los informes no han dirimido el interrogante de si es conveniente continuar con las fumigaciones o no. De todos modos, tras su evaluación, me permito concluir que todo parece indicar que la deducción comulga más con la segunda alternativa (la prohibición) que con la primera (permitir la fumigación)”. Deja constancia de que el Ministerio de Producción (donde funciona Agricultura) no elaboró ningún informe y lo toma como un indicio de que no pueden probar la inocuidad de las fumigaciones.

    Sí cumplió el Ministerio de Salud, que reconoció la disminución de afecciones en paralelo con la prohibición de fumigar. Si bien no confirma la conexión, plantea la hipótesis como “bastante plausible”, factor de peso para que el juez sostenga la medida y dé lugar al principio precautorio.

    El juez Martínez marca precedente: “(De los informes científicos) No surge con grado alguno de convicción que sea conveniente continuar con las fumigaciones, sino todo lo contrario”. Explica que luego de “leídos y releídos” los informes del Ministerio de Salud y de la Universidad del Litoral se deja atrás la “duda relevante” mencionada en segunda instancia y se dirige hacia la “certeza” de que es necesario limitar las fumigaciones: “Dado por reproducidos cada uno de los argumentos (…) el resultado no puede ser otro que continuar con la prohibición impuesta, conforme en definitivo. De lo aportado no surgen elementos que avalen otra solución”.

    La ONG Cepronat, que acompaña a los vecinos en la acción judicial, integra la “Campaña Paren de Fumigar”, donde participan 70 pueblos de Santa Fe y también está presente en Córdoba, Chaco, Entre Ríos y Buenos Aires. “Luego de tantos años de denuncias, y que nos trataban como locos, la Justicia confirmó que los pueblos fumigados tienen razón. Con este antecedente, vamos a pedir la misma prohibición en los 300 pueblos afectados en la provincia”, anunció el presidente del Cepronat, Carlos Manessi.

    Manessi remarcó que “no se trata sólo del glifosato, sino del modelo agropecuario con consecuencias sanitarias y sociales”. Y recuerda que “el uso de agrotóxicos en Argentina está autorizado en base a los ‘estudios’ de las propias empresas, y no con investigaciones independientes. Cuando se comienzan a revisar los estudios serios de científicos no comprados, sobrevienen fallos justos, como el de San Jorge”.

  7. Estimado Cesar:
    Utilizar Página 12 como medio de referencia sobre fumigaciones es como pedirle a Bin Laden que haga una crítica honesta sobre el Corán.
    Que no se pueda fumigar a una cierta distancia de las poblaciones no es nuevo, pues está legislado desde hace muchísimos años. Lo que tenemos que ver es la distancia y a que producto se lo aplica. De la misma manera que en la alacena de una cocina conviven vinagre y detergente pero a nadie se le ocurre echarle éste último a la ensalada. Se pueden tener las dos cosas, porque el mundo es así, ADMITE DOS O MAS COSAS, cosa que no siempre sucede en nuestra cabecita cuando esa fanatizada y cerramos los ojos a los hechos. Y los hechos son muy concretos:
    1- Hace cuarenta o más años atrás se aplicaban agroquímicos de mucha mayor toxicidad, persistencia y peligrosidad. Si extrapolamos las alarmas ecologistas a esas épocas ninguno tendría que haber sobrevivido un par de años y grandes poblaciones habrían desaparecido por esterilidad. Esto, como es evidente, no ha ocurrido.
    2- El control sobre los efectos de los agroquímicos actuales son mucho más rigurosos que antaño, y sobre esto hay que agregarle que la mayoría de los países del mundo lo usan y no se tiene la alarma histérica que aquí sí (Bueno cada país tiene su locura, como que en EE.UU hay un gran movimiento anti evolución, demostrando una vez más lo cerca que esta el ecologismo con éstas y lo desmesuradamente descerebrado que son las dos). Sería interesante que Argentina prohíba todos los agroquímicos, mientras el resto del mundo los siga usando como si más, entonces, sumado a los papelones de “que vengan, que les daremos batalla”, “Cortemos el puente que Botnia contamina” y “ellos corren detrás de la pelota”, o algo así sobre Alemania de parte de Maradona, entonces, digo, estaríamos anunciados para el PPMN, o sea el Primer Premio Mundial a la Necedad.
    3- Con la típica mente Argentina de sospecha permanente, como que Kirchner no murió, por ejemplo, podemos pensar que Tooodos los controles están pagos por Monsanto y las demás empresas químicas. Pero pregunto yo: suponiendo que el glifosato sea tan tóxico como dicen ¿Por qué las empresas que se vieron perjudicadas en las ventas con la aparición de este producto y que tienen grandes laboratorios de investigación jamás encontraron nada como para sacarlo del mercado.
    4- Es un poco insensato hablar de principio precautorio ante un producto que se aplica desde hace más de treinta años en más de cien países en el mundo. Éste principio debería aplicarse cuando se trata de algo nuevo o desconocido, caso que no es éste. Sí se entiende la aplicación de este principio por parte de una justicia argentina que esta politizada, es bastante torpe y entiende de ciencia como un burro entiende la teoría de atómica.
    5- El hecho que se ataque al glifosato y no a la gran cantidad de agroquímicos que se utilizan en las distintas producciones habla a las claras sobre lo que dije del burro y la teoría atómica, tanto de la justicia como de los ecologistas, estos últimos, que nunca se toman el trabajo de leer, estudiar y trabajar seriamente sobre el tema (eso les privaría tiempo de exposición mediática seguramente)
    6- Sobre que los estudios sobre los agroquímicos son realizados por las propias empresas es totalmente falso. Como dije antes hay una competencia tremenda de otras empresas de encontrarle el defecto al producto que no es propio. Por otro lado hay cientos de revisiones de cientos de universidades del mundo.
    7- Perdón por tomarme este tema con un poco de humor, pero sucede que si no quieren que se rian, entonces no hagan reir.

  8. bairoletto a fernando el 28/02/2011 - 11:13:21

    impecable lo tuyo.
    agregaría una cosa:
    más allá del discurso “formal” que pueda el gobierno emitir a través de página 12 respecto del modelo sojero;
    ¿ cuanto tiempo se necesitará para que entendamos – todos – que este gobierno promueve el modelo sojero? y consecuentemente los agroquimicos?

  9. Es que el gobierno será de izquierda (dudosa) pero no es estúpido.
    Tengo la impresión que parte de la campaña antiglifosato está promovida por algún militante que se cortó solo, como el caso Carrasco. Otra parte no proviene del gobierno, sino que se trata de un ecologismo irracional que teme a todo lo que sea ciencia y técnica pero no trata de entenderla o, tal vez, no pueda, apegándose a mitos como el de la “madre tierra”. Por último el gobierno se acuerda de la ecología cuando tiene que defenderse de algún adversario, como pasó con la 125, pero no deja de ser un discurso para “la gilada”, pues sabe que sin soja no hay recaudación.
    La ironía más grande es que los males del modelo sojero no pasa por el glifosato, en esto los ecologista le apuntan al elefante y le pegan a la golondrina, sino por otras cuestiones, muchas de las cuales son perfectamente solucionables por el gobierno.
    Un ejemplo elocuente es el desmonte que ocurre en Salta, que no se soluciona prohibiendo el glifosato y la soja, sino diciéndole a los gobernadores amigos que paren de negociar con las tierras fiscales. Los indígenas que ocupan esas tierras pueden solucionar su hambruna si tan solo una muy pequeña porción de tierra vendida por las dinastías que gobiernan esas provincias fueran a parar en sus manos y se les enseñara a trabajarla. Paradójicamente algunos “progres ecologistas” pretenden que sigan viviendo de la caza y recolección, como en el paleolítico, no se sabe muy bien porque, si para mantenerlo como pieza de museo, o para tener una causa lacrimógena para hacer campaña.

  10. La verdad nose que decir en este mismo blog se publico que cordoba largo 24 nuevos inspectores que se dedicarian al supuesto control del manejo de los liquidos( su uso,reclamos y lo que es yo por mi zona no vi ninguno) de seguro estan ocupadicimos mientras tanto por aca algunos asen lo que quieren con los liquidos en algo mejoraron no se ven tarros de nisngun tipo de herbicidas dando vuelta desde ase tiempo ahora los juntan y los venden o devuelven sino era un despelote, cajas, tarros, por todos lados de seguro los liquidos son toxicos contaminaran pero si es asi es por su abuso en el uso como ya dije anteriormente si se los usara en las dosis recomendadas en las consiciones de velocidad del viento no molestaria a la gente no mataria las pasturas del vecino y no se tendria problemas en las aguadas no habria tantos problemas de quejas todo si se lo usa racionalmente asta que eso no cambie no mejoraremos nada podremos seguir quejandonos diciendo lo que querramos hechandole la culpa a quein sea pero los culpaples somos quienes los usamos que no lo asemos correctamente pero como dije seguro que son toxicos contaminan pero eso es problema de uqien los fabrica de buscar uan solucion que fabriquen liquidos que controlen solo la plaga a tratar y no las demas especies incluido la raza humana GRACIAS.

  11. Y ESTE GOBIERNO PROMOCIONA TANTAS COSAS QUE YA NINGUNA SUENA COERENTE YA NO SABE QUE DECIR PARA ASER TIENE MUCHO PERO SOLO ASE CAGADAS DICE ASER PROYECTOS PERO SOLO ALGUNOS SON LOS QUE SE BENEFICIAN DE SEGURO LLEGADOS A ALGUN POLITICO SI EN VEZ DE ASER TANTAS ESTUPIDESES SE PUSIERAN LOS PANTALONES LARGOS Y EMPESARAN A ASER COSAS MEJORES ESTO SERIA OTRO CANTAR

  12. estimados lectores., con todo el respeto que se merecen sus declaraciones, e llegado a conclucion de que: un cuarto de estas personas trabajan para MONSANTO, otro tanto, para el gobierno, un poco mas para la gente de GREENPEACE, y el resto de los chichipios( me incluyo en este grupo) seguimos produciendo para que este bendito pais, y realmente es bendito, salga adelante. el gobierno no tiene la mas minima idea de la producion agricola, lo que si sabe es que deja mucho dinero, la gente de GREENPEACE comen hamburguesas de ballenas con el emperador japones y los poderosos de MONSANTO ( que de santo no tienen nada) estan haciendo un gran monopolio. cmo decia un gran comediante argentino, VERMUTH CON PAPAS FRITAS, Y TOUCH SHOW

  13. una verdad tocayo

  14. alejandro el 03/03/2011 - 15:15:38

    FERNANDO.Tremendo lo tuyo,espectacular,hermoso,sin ofender y claro como el agua,te felicito porque todo lo que quisimos explicar y hacer entender en este blog lo dijiste vos contundentemente.
    Es muy cierto la gente comun escucha y cree y dice cosas sin saber ni entender y encima opinan sin siquiera haber visto un bidon de glisfosato en su vida.
    Pero bueno los agricultores,con este gobierno, nos tenemos que acostumbrar que vamos a ser los enemigos.
    No te olvides que fuimos el unico sector que nos pusimos firme,y todabia sienten el dedo metido en el orto.
    Como dijo Nestor,HASTA QUE NO LOS VEA DE RODILLAS NO VOY A PARAR,que presidente por Dios,que verguenza,lamentable lo tuyo y como dijo el negro Albarez,VOLVE NESTOR TE OLVIDASTE DE CRISTINA.

  15. Gracias por algunos halagos.
    Lo que no entiendo mucho es el comentario de daniel, sobre los que trabajan para Monsanto, Greenpeace y el gobierno. Puesto que mis comentarios apuntan a defender el uso de glifosato, voy a aclarar algo sobre mi vínculo con Monsanto.

    Ojalá Monsanto me pagara, pero no lo hará porque son lo bastante inteligentes para diferenciar su actuación como multinacional y las bondades y debilidades de un producto, que es lo que discuto. Para ponerlo en otros términos: la aspirina funciona, a pesar que la Bayer colaboró con el nazismo y estoy firmemente a favor del uso de aspirina y también firmemente a que se vea de que forma la Bayer puede devolver algo del beneficio de la mano de obra esclava que utilzó. Como dije antes: el mundo admite dos o mas cosas y así funciona.
    Por otro lado, en términos mas prácticos, poco le importa ya a Monsanto lo que pase en Argentina con su producto porque su patente expiró y no son los líderes en venta de éste (Creo que le aventaja Atanor). Con la soja transgénica pasa algo similar: Monsanto no es el principal vendedor de este tipo de soja, a pesar de ser el inventor.
    En términos mas generales se podría decir que tampoco defiendo al glifosato y a la soja rr, pues eso sería como pensar que nunca más podríamos mejorar y arreglar los problemas que existen. Sí lo defiendo como la opción más racional que se pueda aplicar actualmente. Nótese que no hay alternativas al glifosato por parte de los que lo critican y si las hay son inviables pues solo se basan en buenas intenciones. Es, tal vez, por esto que buscan desesperadamente algún argumento sobre la contaminación que causa o lo patógeno que pueda ser.

  16. Para desempatar las dos posturas diametralmente opuestas, ya que una propone que para la agricultura, hoy la siembra directa es lo mejor.. pero no se reconoce los costos, porque para todo beneficio, a la larga se paga un precio.. y ese precio lo pagarán otras generaciones, ya que la producción demencial de los transgénicos, contribuirá a la ruina definitiva del clima.. hay mucho más.. por ej. los transgénicos entraron con Menem, sin siquiera medir el impacto ambiental, de una manera totalmente irresponsable, como lo demostró luego con su modelo, para tirarte un dato.. preguntale a las abejas, como que es el termómetro de la vida, como se sienten con el glifosato..

  17. Para empezar no se sabe que les pasa a las abejas. Se supone que el problema puede ser multicausal. La hipótesis del glifosato sería plausible si las abejas desaparecen solo en zonas donde se usa el demonio, perdón quise decir glifosato. Pero esto no ocurre así. Las abejas desaparecen en distintas zonas y paises, así que se piensa que lo más problable sea alguna enfermedad causada por hongos o bacterias. Con la disminución de la población de anfibios también se le hecho la culpa a varios químicos pero los últimos estudios apuntan a un hongo bastante común que, por esas cosas de la naturaleza, era propagado por los mismo investigadores que querian protegerlos.
    Por otro lado hay estudios bastante amplios sobre el efecto del glifosato sobre
    insectos y especialmente abejas y no dan resultados positivos, o vos sos tan ingenuo como para pensar que si la Basf u otras multi de la química que no producen glifosato encuentran semejante prueba no la van a publicar?
    La frase ” las abejas, como que es el termómetro de la vida” está muy linda como para una poesía pero para hablar de ambiente no sirve para nada. No hay termómetro de la vida, porque la vida no se la puede medir en términos numéricos. Lo que hay son indicadores ambientales, que pueden medir o estimar ciertos parámetros. Te cuento el caso de los líquenes.
    Los líquenes se adaptan a un montón de ambientes, pero como absorven agua atmosférica son muy suceptibles a la contaminación de la atmósfera. Hay toda una escala para medir contaminación de acuerdo al tipo de líquenes: cero líquenes, alta contaminación; líquenes crustáceos, un poco menos; líquenes foliosos, menos aún; predominio de líquenes fruticulosos ¡aire limpio! Ahora sucede que si te vas al campo los postes están llenos de líquenes fruticulosos y si te vas a la ciudad no hay un puto líquen en ningún lugar ¿Esto quiere decir que hay más glifosato en la ciudad que en el campo? No. Quiere decir que los líquenes sirven para estimar contaminación de dióxido de azufre (que emana los autos) y otros gases pero no sirve para glifosato ni otros agroquímicos. Como puedes ver la vida es más compleja que una poesía.

    He visto que a los transgénicos se los acusa de cosas insólitas, pero de ¡Cambiar el clima! Quiero creer que quisiste poner otra cosa y te salio “clima”.
    Otro error es asimilar soja transgénica con transgénicos. La insulina transgénica creo que no entró con Menem y de todas manera no hay una insulina “menemista” así como no hay “aspirinas multinacionales” que hacen efectos distintos. Por suerte el mundo funciona con ciertas regularidades que escapan a nuestros deseos y a nuestras intenciones.
    Tambien es mentira que no se haya medido el impacto ambiental, es más se lo sigue midiendo como lo demuestran numerosos estudios. De todas maneras el mayor impacto ambiental sería la transmisión de genes a otras especies, cosa que en el caso de la soja, teniendo en cuenta el tipo de polinización y que es una especie que no tiene parientes cercanos en la zona es casi imposible.
    Me gustaria que me detalles los costos de la siembra directa, porque así en general no logro imaginármelos.
    Para terminar: reconozco en los ecologistas, al menos en algunos, el lado muy positivo de preocuparse por el ambiente y la naturaleza. Es una buena intención, pero como dice el refrán “el infierno está lleno de buenas intenciones”
    En general, con sus miedos y sinsentidos lo único que hacen es “generar ruido” y agravar los problemas en lugar de encontrarle una solución, porque tienen la absurda idea de que las evidencias deben adaptarse a lo que piensan, cuando la cosa es exactamente al revés.
    Todas las cosas que te digo están perfectametne documentadas, pero me da mucha pereza tener que volver cien veces sobre lo mismo, así que puedes comenzar por “hacer ciencia” buscando en internet los informes científicos que aparecen e interpretar sus resultados. Ah! y no te metas en páginas ecologistas que te tienen la propiedad de hacer decir disparates.

  18. Un tiempo atrás dije:

    Sería interesante que Argentina prohíba todos los agroquímicos, mientras el resto del mundo los siga usando como si más, entonces, sumado a los papelones de “que vengan, que les daremos batalla”, “Cortemos el puente que Botnia contamina” y “ellos corren detrás de la pelota”, o algo así sobre Alemania de parte de Maradona, entonces, digo, estaríamos anunciados para el PPMN, o sea el Primer Premio Mundial a la Necedad.

    Con el informe de la Comisión Europea sobre el glifosato que salió recientemente, que preparen nomás el premio.
    No soy adivino, solo utilizo la lógica, cosa que los argentinos no conocen mucho.

    Hagamos un recuento:

    – Que vengan que les daremos batalla
    Realidad 1 Fantasía Argentina 0
    – Cortemos el puente que Botnia contamina
    Realidad 2 Fantasía Argentina 0
    – Solo corren con la pelota
    Realidad 3 Fantasía Argentina 0 (y Alemania 4 Argentina 0)
    – El glifosato es un veneno que causa canscer, malformacines, etc.
    Realidad 4 Fantasía Argentina 0.

    Por allí Bairoletto dice que no hace falta un proyecto, yo también coincido con esta idea. El problema es que lo que puede salir es algo así como ” buscar la olla de oro debajo del arco iris, para luego visitar a los Goblins de la montaña y pedirle la varita mágica qeu balncanieves le robó al ada”.
    Argentinos a las cosas, pero antes dejen de fantasear

  19. UN CORTITO…..

    What is behind the “responsible” soy label? Detective Pig finds out.. – Espanola

    In collaboration with several environmental organizations, Monkeybizniz presents an animation where a detective pig investigates the sad truth behind the production of ‘Responsible’ labeled soy. The soy industry is not what it seems – deforestation and toxic chemicals are destroying South America to

  20. para rodolfito el antiglifosato: ¿por que en vez de criticar a los que se levantan a laburar temprano no te dedicas a averiguar la verdad de las fumigaciones? ¿no te parece que si fuese tan peligroso como vos decis no quedaria un aplicador con vida? hermano deja de ser un opinologo y trata de informarte mas,el raid,la kaotrina,e incluso algunos shampoo para piojos contienen la misma formulacion que los agroquimicos. ah me olvidaba:la banda amarilla,azul o verde que traen los productos que te menciono no son para decorar la cajita o el envase.indican la toxicidad del producto.

  21. fulmigen con vapor y listo.-

  22. “[aumentar el pene]”

    ¿Hay una caza de brujas contra el glifosato?

Deje su Respuesta

Restricciones Legales y Términos de Uso. Política de Privacidad. Sugerencias / Contacto. Encontranos en Facebook
Tel: (0351) 4241718 / info@infoclima.com

Switch to our mobile site